Saltar al contenido
Bolsos Bandolera

Maletín para hombre

El maletín se debería considerar prácticamente una herramienta de trabajo, aunque otros a su vez, lo estarían considerando una pieza más que complementa tu vestuario. Es algo polémico para discutir entre amigos, pero lo cierto es que, en todo caso, se hace difícil pensar ir a trabajar sin maletín. Entonces, una herramienta tan valiosa se merece que analicemos muy bien las opciones antes de comprar alguno de ellos.

Como consejo general te recomendamos que ¡No te dejes llevar por una oferta! Tomate tu tiempo para pensar y elegir lo mejor posible, tal vez consigas algo a buen precio y de mucha calidad.

Maletín de cuero de calidad con estilo clásico

Para aquellos hombres que defienden la elegancia antes que la funcionalidad del maletín y mantienen lo clásico antes que estar a la moda, están disponibles los maletines de cuero. Un material muy versátil, que combina con cualquier ropa y que se ajusta tranquilamente a los requerimientos básicos que todo maletín exige.

El mejor ejemplo de un buen maletín de cuero son aquellos fabricados por la marca Paul Marius. En varios modelos tipo bandolera y con un estilo clásico, muestra una línea que por años se ha utilizado para los hombres, donde lo tradicional le gana a la moda. Incluso los colores son naturales, resaltando en todo momento el material de fabricación.

Si algo se sale de lo normal, es la utilización como bandoleras, sacándose de lo clásico las casas, algo difícil de aceptar por los más conservadores. Generalmente estos maletines en cuero para hombres son muy amplios, lo que permite llevar mucho peso.

Maletines de portátil o tablet para hombre

La tecnología cada día nos invade nuestros espacios, entre los que se encuentra el trabajo, abarcando hasta las relaciones laborales. Por eso es tan importante incluir entre las herramientas de trabajo una portátil o una tablets que nos ayuden con esa tarea. Para estos dispositivos electrónicos también existe un maletín especial para garantizar su protección y transporte ligero.

Soportar el peso del portátil requiere de una correa resistente, que además sea ajustable para mayor comodidad y a la vez tenga una forma compacta, de modo que el dispositivo no mueva mientras caminamos. Para escoger un excelente maletín portátil debes considerar tres elementos:

¿Cómo elijo el mejor maletín de trabajo?

Asumiendo ya que los maletines han pasado a ser otra herramienta de trabajo útil para proteger nuestros documentos, portátiles y otros accesorios electrónicos de trabajo, no puede faltarnos uno de ellos, siendo lo anterior una justificación suficiente. Pero, aparte de ser una herramienta que aumenta la eficiencia en el trabajo, se hace necesaria para salir de la oficina y llevar de forma segura todos los documentos, catálogos y demás herramientas de trabajo.

Escoger el diseño y el estilo corre por tu cuenta, dependiendo de tus gustos encontrarás el maletín con una estética acorde a lo que buscas. A diferencia de las mujeres, los diseños para hombres son más limitados, siempre cercanos a lo clásico. Algunos que se salen de lo común, son asociados a las mujeres, siendo objetos de burlas, aun en nuestros días cuando la diversidad ya no asombra.

Aprende a elegir tu maletín con nuestros consejos

Con unos breves consejos podrás, de forma práctica, elegir el mejor maletín para hombres. Evita en todo momento que este importante complemento te haga deslucir, por el contrario, deberá brindarte mayor seguridad, originalidad y elegancia.

  1. Maletín con espacio necesario. Lleva la idea clara de lo que buscas de un maletín, responde a la interrogante ¿para que necesito un maletín? Esta será la mejor manera de seleccionar posibles candidatos de acuerdo al espacio disponible para almacenar nuestros accesorios.

Un claro ejemplo está en pensar en la interrogante propuesta ¿para que necesito el maletín? Para transportar mi portátil de la casa al trabajo. Teniendo aclarado este punto ya conocerás cual es el tamaño ideal y procederás a comprarlo.

  1. Un maletín de caballero a la moda. Recuerda no comprar bolsos con estilos femeninos, ya todos sabemos cómo luce una mujer, así que pendiente de esta característica. En la misma línea de diferenciar estos maletines de las mujeres, elige aquellos maletines rectangulares con asas rectas o con correas ajustable a una bandolera.

El color del maletín o de sus accesorios también identifican la apariencia femenina del maletín.

  1. Combina tu maletín con tu look. Un truco que siempre aplico es imaginarme utilizando el maletín, así te fijarás si ese maletín que te gusta te quedará bien con la mayoría de ropa que utilizas. Incluye tu nuevo maletín como complemento de tu outfit, no lo veas por separado o habrás fracasado en mantener tu estilo y apariencia impecable.

La capacidad del maletín. Su tamaño debe ajustarse a las dimensiones de tu portátil o tablets, evitando siempre que tenga un mal agarre y sufra algún accidente. Es común comprar bolsos más grandes, pero no es lo más reocomendable.

Correas ajustables. Lo ideal de estas correas es que sean ajustables para adaptarse a tu altura, así como también sean acolchadas, para mayor comodidad al cargarlo sobre el hombro. Algunas portátiles que son muy pesadas, se hace de mayor provecho cargarla en la mano, así algunos maletines poseen correas extraíbles, de modo que puedas sostenerlo a través de asas en las manos.

Espacio para la organización. Según la capacidad del maletín se hace posible guardar otros accesorios que acompañan a la portátil, podría ser un mouse, un disco duro externo o tal vez un libro que te acompañe durante el viaje. Cualquiera que sea el accesorio que desees llevar, será imposible si no posees compartimientos disponibles para tal fin. Este es un ítem importante al momento de escoger en maletín portátil.

Los bolsillos externos también te aseguran un poco de comodidad para llevar otros artículos pequeños y aprovechar mucho mejor el espacio disponible al momento de viajar.

Este tipo de maletín es compacto, lo que permite registrarlo como un bolso de mano en el aeropuerto, a modo de aprovechar mejor las horas de vuelo adelantando trabajos mientras vuelas a tu destino.